Artroscopia de Tobillo en Bailarín de Ballet

Angel es un bailarín profesional que empezó hace dos años con dolor en la parte posterior del tobillo: “cuando bailaba de puntas y ponía el pie hacia abajo el dolor era insoportable, pensé que tenía que abandonar mi profesión”. Fue tratado por otros médicos sin éxito, proponiedole una cirugía abierta que le dejaría una rigidez importante. Cuando nos visitó le explicamos que tenía una lesion en la tuberosidad postero medial del astrágalo, que es muy frecuente en futbolistas y bailarines.

Para nosotros el ballet lo consideramos como un deporte de alto rendimiento para el pie, debido al importante esfuerzo al que se somete al tobillo y al pie. Le indicamos que la cirugía abierta no es aconsejable en pacientes como él, por la rigidez que provoca y le mostramos nuestra experiencia en muchos casos de lesiones similares tratadas mediante artroscopia posterior del tobillo mediante dos pequeñas incisiones de 4 milímetros.

El paciente fue operado y dado de alta el mismo día, volviendo a bailar a los 20 días de la operación. En la actualidad Angel trabaja en un ballet extranjero a pleno rendimiento.

Guardar